PERFIL DEL ESTUDIANTE PENIELISTA

"EL TIPO DE HOMBRE QUE ASPIRAMOS FORMAR"

CONSAGRADO. Que se entregue al Señor, sirviéndole y glorificándole en cualquier actividad que desarrolle: "NO SIRVIENDO AL OJO COMO LOS QUE QUIEREN AGRADAR A LOS HOMBRES, SINO COMO SIERVOS DE CRISTO, DE CORAZON, HACIENDO LA VOLUNTAD DE DIOS". (Efesios 6:6).
RECTO. Calidad de justo; que no se desvíe a un lado ni al otro; ausencia de malicia; integridad de conducta; lealtad a los principios de la verdad y de la justicia.  "DIJO LUEGO JEHOVA A NOE: ENTRA TU Y TODA TU CASA EN EL ARCA; PORQUE A TI HE VISTO JUSTO DELANTE DE MÍ EN ESTA GENERACION". (Génesis 7:11).
INNOVADOR. Que esté abierto a lo nuevo, que tenga una actitud favorable a los cambios positivos.  "NO OS CONFORMEIS A ESTE SIGLO SINO TRANSFORMAOS POR MEDIO DE LA RENOVACION DE VUESTRO ENTENDIMIENTO, PARA QUE COMPROBEIS CUAL SEA LA BUENA VOLUNTAD DE DIOS, AGRADABLE Y PERFECTA"  (Romanos 12:2).
SERVIClAL. Ser útil y ayudar a los demás. El Evangelio exhorta a que sirvamos a Dios y al prójimo. "COMO EL HIJO DEL HOMBRE NO VINO PARA SER SERVIDO SINO PARA SERVIR". (Mateo 20:28).  "UTIL AL SEÑOR Y DISPUESTO PARA TODA BUENA OBRA".  (II Timoteo: 2:2).
TRABAJADOR. Que adquiera adecuada preparación, de tal forma que pueda ocuparse eficientemente de cualquier oficio, profesión obra o ministerio.  El trabajo fue dispuesto por Dios: "TOMÓ PUES JEHOVA DIOS AL HOMBRE Y LO PUSO EN EL HUERTO DEL EDÉN, PARA QUE LO LABRASE Y LO GUARDASE".  (Génesis 2:15).

INVESTIGADOR. Que tenga una actitud de búsqueda e investigación ante la vida, a fin de hallar nuevas formas y medios para afrontar y resolver los problemas de nuestra realidad.Soluciones propias y adecuadas a las exigencias de nuestra sociedad: "MIRA QUE TE MANDO QUE TE ESFUERCES Y SEAS VALIENTE, NO TEMAS NI DESMAYES, PORQUE JEHOVA TU DIOS ESTARÁ CONTIGO DONDE QUIERA QUE VAYAS". (Josué 1:8).

ASPIRANTE. Ardiente deseo de lo que es grande y bueno. Tener ansias de lograr algo digno. "PERO A LOS JUSTOS LES SERÁ DADO LO QUE DESEAN”. (Proverbios 10:24).
NATURAL. Sin artificio, sencillo en el modo de proceder, franco, sin dobleces. “PORQUE VUESTRA GLORIA ES ESTA: EL TESTIMONIO DE NUESTRA CONCIENCIA, QUE CON SENCILLEZ Y SINCERIDAD, NO CON SABIDURIA HUMANA, SINO CON LA GRACIA DE DIOS, NOS HEMOS CONDUCIDO EN EL MUNDO, Y MUCHO MAS CON VOSOTROS”. (II de Corintios 1:12).
DEVOTO A DIOS. Orar es elevar el alma hacia Dios, expresándole nuestras emociones y deseos.  Incluye: adoración, comunión, confesión, acción de gracias, petición, intercesión y sumisión. Debe hacerse con devoción, humildad, confianza y perseverancia. Por medio de ella mantenemos comunión con Dios. “SI SE HUMILLARE MI PUEBLO, SOBRE EL CUAL MI NOMBRE ES INVOCADO, Y ORAREN Y BUSCAREN MI ROSTRO, Y SE CONVIRTIEREN DE SUS MALOS CAMINOS, ENTONCES YO OIRÉ DESDE LOS CIELOS, Y PERDONARÉ SUS PECADOS, Y SANARÉ SU TIERRA”. (II de Crónicas 7:14). “HAY QUE ORAR SIEMPRE, Y NO DESMAYAR”. (Lucas 18:1).